Puntos claves de la transformación digital

Ante una situación de cambio donde las empresas están abocadas a iniciar un proceso de transformación digital, nos cuestionamos realmente, ¿en qué consiste la transformación digital?

Este concepto se utiliza para referirnos a la revolución tecnológica que estamos viviendo y donde el tratamiento de la información que genera la empresa supone una ventaja competitiva. Hablamos de adoptar nuevas oportunidades de negocio que surgen a partir de la aplicación de la tecnología: no solo es instaurar un CRM en la empresa, estar presente en redes sociales y generar contenido de calidad, ni tener una página web por el simple hecho de estar presentes en Internet. Esta transformación implica generar nuevas experiencias al cliente, mejorar la conectividad con él y la eficiencia operativa de la compañía.

Por esta razón, esta situación debe afrontarse como un proceso de cambio continuo, y nos lleva obligatoriamente a un cambio cultural de la compañía donde los integrantes deben implicarse.

En definitiva, cuando hablamos de transformación digital es hablar de oportunidades de estrategias de negocio en el que resulta fundamental conocer las herramientas y dirigirte a aquellas que mejor se adecuan a tu cliente, sin perder de vista la meta que queremos alcanzar.

Aspectos a tener en cuenta antes de iniciar el proceso de transformación digital:

  1. La tecnología una gran aliada.

Como hemos comentado en un principio es una herramienta clave para que el proceso de transformación digital sea posible. Las soluciones de movilidad son una apuesta segura, tanto por sus beneficios como por su carácter transformador. Sin embargo, no podemos olvidar que es una herramienta, y que es función del que la utiliza sacarle el mayor provecho posible. Además, los softwares de gestión empresarial, como los ERP, van a ser claves a la hora de automatizar y digitalizar procesos. Saber elegir qué software se adapta mejor a nuestras necesidades va ayudarnos a que nuestra estrategia de digitalización fracase o por el contrario sea un éxito.

 

  1. Déjate asesorar por profesionales. Consultoría de negocio

A ser posible la consultoría que se realice debe proporcionar soluciones tanto en el área de estrategia en tecnologías de la información como en la transformación de los procesos productivos y los recursos humanos de su empresa. Mediante un análisis de los procesos actuales de la empresa, se elaborará una hoja de ruta para modelar los nuevos a partir de los objetivos estratégicos.

 

  1. Búsqueda de la omnicanalidad

Hace unos años el auge del entorno online desencadenado por los dispositivos móviles propició la creación un canal digital de relación con los clientes, al que se denominó multicanalidad. Sin embargo, no hace mucho se ha empezado a hablar de omnicanalidad, que no es más que la unión del canal ofline con el canal online. Un salto casi obligatorio, ya que es latente la existencia de usuarios omnicanales, acostumbrados a desenvolverse en un entorno online y pasar al ofline.

 

  1. Una nueva era al marketing digital

Una nueva era de la comunicación donde un entorno online hace posible que la interacción entre la empresa con sus clientes se hace posible de un modo más continuo y cercano. La inmediatez de la interacción cobra mayor peso y condiciona la estrategia de marketing de la compañía. Debemos valorar dónde estamos, que podemos aportar y que cual va a ser nuestro valor añadido.

 

España VS Unión Europea

En lo que respecta a la integración de la tecnología digital por parte de las empresas, según el informe DESI que publica la Comisión Europea, España ocupa el puesto número 7, muy por encima de la media de la UE, y ha logrado mejorar y avanzar tres puestos en comparación con el año pasado.

España ha avanzado bastante en relación con todos los indicadores. Respecto al resto de indicadores las empresas españolas aprovechan cada vez más las posibilidades que ofrece el comercio online: el 20 % de las pymes vende online (por encima del 17 % de la media de la UE)

Por otra parte, casi un tercio de las pymes utilizan la facturación electrónica (una cuarta parte en 2016). El 28 % de las empresas utilizan medios sociales (frente al 24 % en 2016) y el 18 % utiliza servicios en la nube (13 % en 2016).

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn