Impresión bajo demanda cambia el paradigma del sector editorial

Impresión bajo demanda

La Impresión Bajo Demanda o también llamado Print of Demand (POD) revoluciona hasta ahora la metodología de publicación en la que se produce un número determinado de ejemplares de un libro en el momento en que se ha efectuado el pedido.

La impresión bajo demanda ya es una realidad en el mercado editorial, lo que supone un cambio en el paradigma del sector editorial, en el que se prioriza la venta del libro antes que la producción de la misma, como en el caso de la industria automovilística, producir sólo cuando sea necesario y que llegue al consumidor final.

    1. Objetivos de la Impresión Bajo Demanda

El objetivo de la Impresión Bajo Demanda es enriquecer toda la cadena de valor del libro, desde diferentes perspectivas:

  • Lector: podrá acceder al circuito de libros de novedad, pero además podrá encontrar en su librería independientemente del tamaño de esta el mayor catálogo de libros de fondo.
  • Editor: podrá llegar al 100% de su catálogo vivo a todos los puntos de venta nacionales disponibles. Para que un título esté disponible en modalidad ‘Bajo Demanda’ no será necesario tener ejemplares en stock.
  • Librería: ampliará su oferta de libros sin realizar una fuerte inversión pudiendo multiplicar el potencial de venta y por consecuencia, los beneficios.

Gracias a la Impresión Bajo Demanda se evita la destrucción de materiales anticuados y asegura una producción optimizada.

      2. ¿Cómo funciona?

El proceso de Impresión Bajo Demanda tiene un funcionamiento sencillo, en el momento en el que el cliente solicita al librero un producto que no tiene en stock, el librero solicita la impresión bajo demanda, la imprenta emite la orden de producción indicando el detalle del pedido y los datos del envío. Y finalmente, la imprenta produce y envía el ejemplar al distribuidor que realiza lo propio con la librería donde se ha convertido la venta en un plazo no superior a 96 horas o bien al propio cliente.

    3. Las ventajas que reporta al librero

Las ventajas que ofrece la producción bajo demanda desde el enfoque del librero son la siguientes:

  • Aumento del número de títulos del catálogo del librero.
  • Se enriquece el catálogo, con el porcentaje de esos títulos hasta ahora inéditos en España.
  • Eliminación del agotado.
  • Disponibilidad de los libros en 72 horas.
  • Imprimir según las necesidades en cada momento.
  • La reducción de los plazos de entrega.
  • El grado de desarrollo de la empresa contratada en mercados internacionales.
  • La rapidez en la capacidad de respuesta en caso de errores en la impresión son otras de las cuestiones que destacan.

     4. Desventajas

La principal desventaja o barrera de uso por parte del librero sería:

  • Preocupación de los editores por la calidad de impresión de manera digital.

   5. Datos estadísticos

A continuación presentamos datos estadísticos sobre la evolución y acogida de la Impresión Bajo Demanda que se desprende el estudio realizado por la empresa dosdoce (http://www.dosdoce.com/wp-content/uploads/2018/03/Informe-Bookwire-sobre-la-evolucion-de-ebooks-y-audiolibros-2018.pdf).

 

impresión bajo demanda

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn