Miguel Pareja lleva ya una década en Grupo Trevenque. Es uno de los trabajadores más queridos de nuestra compañía, porque siempre está disponible para echar una mano. Pintura, albañilería, electricidad… No hay reto que no esté dispuesto a afrontar, ya sea en nuestra sede de Camino Bajo de Huétor o en CCA.

Precisamente, en nuestro data center es donde Miguel lleva a cabo una de sus labores más espectaculares, montando antenas o encargándose del mantenimiento de la torre. Todo lo hace siempre con la máxima profesionalidad y él mismo destaca al respecto que “me gustan las alturas”.

Explica Miguel que “aprendo de todo tipo de instalaciones”, y resalta que “lo que hago no es repetitivo”. “Eso es lo que me gusta, aprender cosas, y la gente con la que trabajo“, señala. En este vídeo lo explica él mismo. Con todos ustedes, Miguel Pareja: