El sector de las tecnologías ha sufrido diversos booms a lo largo de la historia reciente que han supuesto puntos de inflexión importantes a nivel empresarial.

En el momento actual llegamos a lo que se podría llamar el “Boom de las startup“, empresas normalmente de marcado perfil tecnológico que desde un inicio nacen con la idea de crecer exponencialmente.