Un estudio apunta que, de cada nueve hombres estudiantes de informática, solo una es mujer.

trevenque -0110

Un 30% de los siete millones de profesionales que trabajan en el sector TIC en Europa son mujeres. Si, además, segmentamos por roles técnicos, el porcentaje se sitúa en el 10%, según datos de la Comisión Europea. En concreto, el número de mujeres que trabajan en este sector en España representa el 18%, tal y como apuntan los datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

En Grupo Trevenque, el 20% de la plantilla lo representan mujeres. Un porcentaje que aumenta progresivamente. Además, un 80% de las trabajadoras de Grupo Trevenque personaliza su horario laboral para conciliar con su vida personal.

En este sentido, la compañía apuesta por jornadas flexibles, un sistema de vacaciones por horas y las herramientas tecnológicas que permiten trabajar desde casa en caso de ausencia en la oficina.

La mujer en un sector tradicionalmente masculino

El papel de la mujer en el sector tecnológico requiere de entornos empresariales que apuesten por el talento y releguen a un segundo plano el género. Tal y como cita Europa Press en un artículo en Portal Tic sobre el papel de la mujer en el mundo TIC, la principal barrera a la que se enfrentan son los estereotipos. En este sentido, Eva Pastor, cofundadora de BlueAttac, primera consultora de Realidad Virutal de España y directora de Marketing de Mountain; comenta en el artículo antes citado que “la tradición cultural del sector junto con los estereotipos del rol de mujer, mezclado con la corta edad que tiene este sector en España, da como resultado una apabullante masculinización del sector”.

Itinerario formativo

Este lunes, la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) presentaba un informe en el que se refleja que, de cada nueve hombres que estudian informática, solo una es mujer. Tras seis años de elaboración según 20minutos en un artículo, se desglosa que ellas consiguen mejores resultados académicos en tecnología, matemáticas y química, pero sin embargo, percibimos que ellas son peores que ellos en estas materias.

El porqué de estos datos es difícil de concluir. Algunos estudios opinan que, pese a las grandes proyecciones de futuro de carreras informáticas o de telecomunicaciones y las grandes calificaciones de las alumnas, las mujeres descartan elegir esas carreras ya sea por el peso familiar o la opinión de los profesores en la decisión final. Las mujeres dominan las carreras sociales, humanidades y las vinculadas a la salud.VariosMarketing_7

Ante este esto es imprescindible recurrir a la historia y traer a la memoria a mujeres, que en un sector predominantemente masculino, demostraron sus valías,compromiso y capacidades para avanzar y marcar la historia de la informática en el mundo. No podemos olvidar a Ada Lovelace, primera mujer programadora; Hedy Lamarr; percusora del wifi y el bluetooth, Jude Milhon, creadora del ciberpunk; Evelyn Berezin, madre de los procesadores de texto; Lynn Conway, pionera de los chips microelectrónicos; Frances E. Allen, pionera de la automatización de tareas paralelas; Grace Murray Hopper, desarrolladora del primer compilador o Top Secret Rosies, programadoras del primer computador ENIAC, marcaron la historia de la informática en el mundo.

Reto en la sociedad

Concienciar a la sociedad femenina de apostar por carreras técnicas es imprescindible puesto que la tecnología está presente, cada vez más, en todos los ámbitos empresariales. Es necesario subir los índices de mujeres profesionales del sector de las tecnologías animándolas a demostrar sus capacidades en un área que, de forma tradicional, ha estado protagonizada por hombres.

Grupo Trevenque apuesta por ello y lo demuestra con un equipo de trabajo compuesto por ingenieras informáticas, consultoras de sistemas o programadoras web. Creemos en el talento, la profesionalidad, la innovación y la capacidad de superación tanto de hombres y mujeres. Y además, las condiciones son comunes a todos: conciliación, horarios flexibles, capacitación o contrataciones indefinidas. Una apuesta por la igualdad que poco a poco va mejorando las cifras de mujeres en el sector TIC.

¿Por qué 8 de marzo?

Históricamente, se trata de una jornada para visibilizar la desigualdad entre hombres y mujeres y destacar los avances de ellas en una sociedad tradicionalmente machista. Y se eligió este día porque dos 8 de marzo de 1857 y 1908 tuvieron lugar dos huelgas que pasaron a la historia. El objetivo de ambas era la lucha de los derechos de la mujer.

Citando un reportaje de Antena3 Noticias, el 8 de marzo de 1857 se produjo una huelga de trabajadoras textiles en Lower East Side. Luchaban contra una jornada laboral de más de 12 horas diarias con un sueldo bajo, en concreto un 60 o 70% inferior al de los hombres en la misma categoría. Así, organizaron una marcha por Nueva York para denunciar estos abusos y todo se disolvió con una fuerte represión por parte de la policiía.

Años después, el 8 de marzo de 1908, 40.000 costureras de diferentes fábricas de Estados Unidos se declararon en huelga para reivindicar los mismos derechos que en el mismo día en 1857.

Así, desde 1911 se celebra el Día de la Mujer Trabajadora, que a partir de 1975 pasó a denominarse como Día Internacional de la Mujer por decisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn